COMENTARIOS

 Agencia Estudiantil de Noticias Universitarias

FUEGO CRUZADO: HISTORIA DE UN PAÍS VICTIMIZADO

 Jorge Luis Cortina Montiel
México (Aunam). Fuego cruzado, reportaje de Marcela Turati, periodista del semanario Proceso, cumple con una de las funciones sociales esenciales del periodismo moderno: dar voz a todos aquellos que normalmente no la tienen. Aquí, esta intención se cumple a través de la recopilación de diversos testimonios que construyen una perspectiva pocas veces abordada por los medios de comunicación: la asociada con las víctimas y con todos los ciudadanos atrapados en las zonas de guerra dentro del país.

Tras la declaración de Felipe Calderón respecto a la necesidad de entablar una “guerra contra el crimen organizado”, el manejo mediático se ha centrado en las cifras, las estadísticas, en detrimento de los sujetos, de los rostros, de la vida humana. La despersonalización de las noticias parece el elemento fundamental que sirve de guía a la composición general del trabajo de investigación de esta reportera.

En ese interés se explica el uso continuo de los testimonios, reflejados en el texto por medio del estilo directo. Se transcriben entrevistas, se recuperan declaraciones oficiales y algunas notas informativas sobre el tema. En su mayoría, éstas pretenden brindar una ilustración general de las zonas en conflicto, especialmente en el caso del estado de Chihuahua, y de las consecuencias en el plano social tras la implementación del llamado Operativo Conjunto Chihuahua (OCCH).

Se abordan así, desde el lado victimizado, las distintas perspectivas del conflicto. Gracias a ello conocemos afectaciones directas a sectores particulares de la sociedad. La mención del caso de los grupos indígenas (tarahumaras, grupos mixtecos en Oaxaca y Guerrero) comprendemos las secuelas no destacadas por el discurso oficial. En ocasiones, los operativos del ejército, más que encaminarse al combate de las zonas del narcotráfico, parecen dirigidos a la limpieza social, más que a la erradicación de los traficantes.

Fuego Cruzado: Retrato de una sociedad sumergida en la violencia

 Columnista Margarita Rosa Silva.
Reseña sobre el libro de Marcela Turati Fuego cruzado.
Como el más fino bisturí que disecciona un cuerpo y lo explora hasta el fondo de sus entrañas, así se sumerge Marcela Turati en la realidad actual de la violencia en México con su libro Fuego Cruzado. Las víctimas atrapadas en la guerra del narco.(Editorial Grijalbo, enero de 2011).Esta mexicana, reportera de la revista Proceso y finalista del Premio de Periodismo Narrativo de la FNPI y Cemex, dedicó más de un año a la investigación de la llamada “guerra contra el narco” en México, durante el sexenio del presidente Felipe Calderón. Habla sobre un gobierno que ha desatado la violencia en todo el país, donde las principales víctimas son los civiles.

Así, este libro escrito a manera de crónica se centra en las historias de unas víctimas que, (como ella misma afirma) tan sólo esperan ser escuchadas. Por eso, Turati decidió escribir sobre esas víctimas que reflejan el verdadero conflicto de la violencia en México: el involucrar inocentes en una guerra que está desintegrando la sociedad y dejando huellas imborrables en cada rincón del país.

Y es precisamente éste el valor de la obra. Es humana, cercana y real. Es un retrato de una sociedad cegada por la indiferencia, la costumbre y el miedo ante una situación que, aunque es difícil, resulta más fácil pasar por alto que confrontar. Es un espejo crudo donde la autora no solo refleja una realidad indignante y dolorosa, sino que se pone ella misma al desnudo, como periodista investigativa, pero sobre todo, como ser humano que siente y vive, que se conmueve y se preocupa por la situación de su país.

“Como si una máquina de matar hubiera sido activada y produjera cadáveres en serie, la nuestra escupe un promedio de 20 cadáveres por día, imparable, sin descanso, sin lógica.”(Capítulo I, pág 27) Así, estremecedoras, impactantes y dolorosas son las metáforas que Marcela Turati utiliza en su libro, para plasmar como en un lienzo aquellas historias y hechos de la realidad que busca reflejar. Es amplia en descripciones, metáforas y recursos literarios, que se contrastan con datos, cifras y estadísticas, logrando un equilibrio donde periodismo y arte se alían para generar un impacto conmovedor en el lector y darle vida a esos personajes tan humanos, sumergidos en el dolor.

Es el poder de esas historias el que llega hasta los tuétanos del libro. Son relatos que hablan de niños, de madres, de esposos, de amigos, de todos aquellos inocentes que a diario mueren por enfrentamientos de narcos y de gobierno. Y son los cadáveres quienes cobran vida a través de los capítulos de Turati: son despojos humanos que reflejan las estrategias de tortura, los crímenes impunes, las barbaridades y los alcances de los narcos, que son actores de una situación con un léxico propio y hasta programas televisivos que convierten en un espectáculo la situación ― que va encrescendo y parece no tener fin.

Podría decirse que esta obra se convierte en un texto casi obligado para todo mexicano, en tanto busca despertar del coma a una sociedad que, aunque inconforme, prefiere callar por miedo o por resignación. Es una sociedad que no se da cuenta de que el silencio termina por ser la peor arma contra unas víctimas desamparadas y olvidadas y que, a diario, van en escalofriante aumento.

Si usted, respetado lector, aún no se da cuenta de ello, puede que la lectura de ésta cruda realidad lo ayude a reaccionar y a actuar al respecto, antes de que la víctima esté en su círculo social o incluso sea usted.

ESTUDIANTES DE DOXA

Entre shots y cañonazos te veas

Pbro. Camilo Daniel Pérez
…Entre “Shots” y “Cañonazos”, lo reseña en su artículo Marcela Turati, “en Juárez hay mucho dolor pero también mucho aprendizaje. Nos hemos reconstruido, hemos aprendido a sobrevivir, a construir redes, a tejer esperanza”. Y esto que sucede en Juárez lo constatamos a lo largo y ancho de nuestro Estado de Chihuahua: Talleres de Educación por la Paz, Marchas, danzas, oraciones, protestas, encuentros por la paz, etc. Es la reserva moral de nuestro pueblo que está en plena actividad de resistencia.
Así pues, entre “Shots” y “Cañonazos” hay que buscar “armas” para presionar a los políticos, dice Sicilia. Serán armas que lancen “shots”, pero “shots” de esperanza, de vida, de no-violencia, de consuelo, de fortaleza, de amor y de solidaridad. Vamos por un México donde haya ¡PAZ Y VIDA DIGNA YAA!
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: